LA BITACORA DEL MARE-NOSTRUM___________ VOLVER PAGINA ANTERIOR

VISITAS POR LIBIAimagen

5 y 6 de octubre costa oriental de Libia. El día tiene muchos kilómetros. Visitaremos las ruinas de Tocara, Tolmeita, Qars Libia, Cyrene y Apolonia. Las ruinas están muy trabajadas. La reconstrucción de los edificios principales debe de haber costado una fortuna. Los emplazamientos son inmejorables elegidos por Griegos y Romanos. Los restos de las ciudades muestran la grandeza de estos lugares. Recomendamos el emplazamiento de Cyrene en el interior y Apolonia en la costa. Los recorridos nos llevaron mucho tiempo. Disfrutas viendo las construcciones sabiendo el significado de cada edificio. Encontramos grupos de arqueólogos de origen Nórdico trabajando en los sitios. La temperatura es agradable, el cielo esta algo cubierto.

imagen El cambio de divisas esta muy alto, un Dinar cuesta 0,625€. Percibimos que las mercancías para los de aquí son económicas, con el cambio a este nivel nos sale todo muy caro, excepto el gasoil.

Las carreteras están en buen estado lo que no tanto los conductores adelantan en banda de a 3 sin ningún problema. Ven un coche de frente y se lanzan. Ambos coches del exterior tienen que pisar la cuneta pero el que adelanta pasa. Las pocas poblaciones que pasamos son muy corrientes. Los edificios son de planta baja la mayoría cuadradas. Un poco descuidados. Las cañerías del agua, los cables de la tele, teléfono, electricidad van por el exterior sin guardar ninguna estética. Cada grupo de viviendas tienen un deposito de agua en la calle para el suministro en el hogar. Estos depósitos se rellenan con camiones que pasan periódicamente.

Los coches están mezclados predominan los viejos comprados de segunda mano en mercados Europeos o Asiáticos. Es un país rico sin embargo no se invierte mucho dinero en servicios municipales. Tienen ciudadanos de segunda categoría procedentes normalmente del Africa sur. Son los que realizan trabajos de construcción y otros manualidades. Caminamos por las calles en pantalón corto o en bermudas somos la novedad, nos miran como artistas de zine. Todos te saludan y practican las pocas palabras que saben en Ingles. Lo que peor llevamos es la falta de un buen vino o cerveza en las comidas. Tiramos de pescado en un restaurante estupendo muy barato y de calidad pero con agua.....

imagen8 de octubre travesía a Trípoli. La salida de Benghazi se alarga mucho, falta como siempre un papel. Es viernes fin de semana para los de aquí no hay gente en las calles y nadie en el puerto. A las 14:00 parece viene el que firma, es nuestra oportunidad. En los días que estuvimos en el puerto no vimos movimiento de barcos, un solo carguero. El parte meteorológico en internet dice vientos suaves y mar en calma pero todo en contra. Tenemos que partir. Nuestro destino, Trípoli. Perdemos la costa enseguida. En la noche nos acompañan los resplandores de las luces de la costa. Podemos saber por el resplandor donde nos encontramos. Existe mucha diferencia entre ciudades grandes y pueblos. El mar es incomodo, lo tenemos de ceñida como el viento. Vamos a 5,2 nudos ayudados con el motor y todas las velas.

10 de octubre travesía a Trípoli. Hoy vamos navegando a 5 nudos con un viento de 15 en ceñida. El mar golpea el casco del barco. Procede del SW como el viento. Quedan 24 horas para llegar. Estamos a 31 millas de una ciudad importante en Libia, Misratah. Después de esta ciudad salimos del golfo de Sidra, (me tengo que enterar que significa). Tiene un puerto que nos serviría de refugio en caso necesario. Dormimos muchas horas el zarandeo es constante y come energía. Las guardias las hacemos de tres horas, somos cuatro es muy cómodo. A veces voluntariamente alargas la guardia por falta de sueño. Las noches son estrelladas y cálidas da gusto navegar así.

11 de octubre llegada a Trípoli. El puerto es grande. Tiene una entrada por un canal balizado. Entramos a una dársena enorme y vacía. Solo los muros de contención. Al fondo a babor tenemos una mini base del ejercito. Notificamos de nuestra llegada a torre de control estamos de frente a ella. Nos indican que esperemos. Somos el primer barco de vela Español que entra por esta bocana. Tiene registrados 2 entradas mas de veleros en los 2 últimos años de origen Ingles y Malta. Todas las complicaciones en los puertos de Libia comienzan con una pregunta ¿tenéis agencia marítima?. Nosotros no somos un barco industrial de 100 metros ni transportamos nada como negocio. Para agilizar las cosas damos el nombre de la agencia de turismo que tramito las visas. Después de 4 horas y repetidas llamadas con la misma contestación "que esperáramos estaban contactando con la agencia". Un poco mas serios preguntamos que cual es el problema. Contestan que tenemos que llamar a la agencia de viajes para algún tramite. Mediante el canal 16 pretenden enlazar la comunicación telefónica pero nuestro canal fijo de VHF no es compatible con el de Libia. Después de 3 horas mas intentando explicar que el canal no es compatible nos dejan bajar a tierra. Siete horas bajo el sol sin piedad. Todo por que no entendían que somos un velero y que el canal de radio no es compatible. Llegamos a tierra nos explican que sin presencia de la agencia en el puerto todo es difícil. Nos piden documentación. Muchos papeles. Cada nueva visita pregunta por la agencia, volvemos a explicar que no tenemos. Entonces que difícil. La burocracia es muy larga. A las 19 viene una comitiva de distintos colores de uniforme para rellenar de nuevo 12 papeles. Nos dicen que no podemos salir del recinto portuario hasta mañana. Otra mas, después de 10 horas de aguante.

imagen12 de octubre Trípoli. Es una ciudad muy regular, nada sorprendente. Sus calles son cortas, así cortan el viento. Muy sucio. Las basuras se amontonan sin orden alguno en muchos sitios y no pasan regularmente a retirarlas. Los edificios históricos no existen. El casco antiguo es la Medina. Un barrio de calles estrechas con edificios cochambrosos donde vive gente de pocos recursos. No es el barrio mas pobre desgraciadamente. Algunas calles guardan su tipismo pero..... La ciudad se distribuye en barriadas. El barrio industrial de los metales, el de los plásticos, repuestos de automóvil, fontanería, cristalería. Muchos oficios son atendidos por personas que esperan a las orillas de la carretera con sus herramientas. En cuclillas esperan bajo el sol un empleo de medio día. Les pueden pagar 3 o 4 Dinares. Un taxi por la ciudad cuesta eso. Como transporte publico tienen minibuses. Tienes que ser de aquí para atreverte a coger uno. Se pacta el recorrido y el precio. Comer un quebac en la calle puede costar 1,5 Dinares. Medio pollo 3 Dinares. La gente vive con poco. A nosotros el cambio nos machaca, todo es caro.

13 de octubre Sabratha. Una de las joyas de Libia es el magnifico teatro de este emplazamiento. La ciudad se reparte a lo largo de una línea de costa. El antiguo puerto hoy inexistente es un montón de piedras tomadas por el agua. Los edificios mas emblemáticos se agrupan en zonas muy próximas. Lo mejor es que en un área de unos 2,5 km cuadrados no hay mas de 40 personas. Los trabajos de reconstrucción son magníficos. El color azul del agua es clara y limpia. La visita merece la pena.

imagen

En la tarde llenemos el tanque de gasoil. El precio del litro es de 0,115 Dinares como 11,59 pts. Es un precio alto para nosotros comparado con el nivel de vida de aquí. El conductor que tenemos no es muy feliz. Este hombre a las 18 quiere cerrar el negocio. Nosotros tenemos contratado día y noche es decir nos lleva a cenar y nos devuelve al barco. Nunca le dejamos hasta tan tarde pero aun así esta fuera de su aceptación. Estamos en Ramadán no come hasta las 18 horas. Gracias a Dios que en el puerto le invitan los de los barcos contiguos a nosotros si no tendríamos mas discusiones. Nos ponen muchos problemas por todo. El acceso al barco con la furgoneta unos días sin problemas otros no se puede pasar. La tripulación quiere salir del país y tomarse una cerveza.

14 de octubre Leptis Magna. La joya merecida y mas importante Leptis. Es una ciudad sobria con una riqueza de estilos que no se dan en otros sitios. Después de sufrir expolio de distintas nacionalidades todavía queda mucho de lo bueno en pie. El teatro esta bien reconstruido tiene un 80% levantado. Los templos, los cardos (calles) son estupendos. El echo de estar a orillas del mar lo idealiza aun mas. El puerto quedo anegado al poco de su desuso. Una de las preguntas que nos hacemos es ¿que dejamos nosotros como legado histórico?. Estas construcciones llegan desde hace 18 a 20 siglos. Nuestras edificaciones no son tan sobrias y parecen no aguantar el paso del tiempo.

imagen

Hoy comienza el ramadán. Durante la mañana la actividad es a medio gas y en la tarde cero absoluto. En la noche algo se mueve la gente pero mucho menos que un día normal. A las 17:45 estamos solos en la calle, parece como si hubiera aviso de bombardeo. Al medio día visitamos un mercado de carne. Matan las ovejas, camellos, carneros, corderos todo en la calle delante de ti. Es un espectáculo. Para mi fue la primera vez que lo veía y me impacto. Ahora pienso cuando hinco el diente si será la que vi despellejar. Matar un camello se las trae. Si es adulto es un animal muy grande y si es joven, dan pena cuando son casi recién nacidos. La mayoría de estos bichos no ofrecen ni la mas mínima resistencia. ¿No pelean por la vida o no saben lo que va a pasar?. Les matan rodeados de sangre y de las pieles de los anteriores familiares. Sus quejas son mínimas. El camello algo mas, grita unos segundos. Son animales muy sufridos. Les hacen muchas perrerías. Esta es una mas pero con distinto desenlace.

imagen15 de octubre Trípoli. Hoy tenemos el plan de visitar el sur Yefren. Una ciudad en el desierto rodeada de montañas. Una de los emplazamientos Tuareg mas interesantes. El conductor se niega dice que solo Trípoli que no conduce mas lejos. No tiene razones solo negativas. Es viernes por lo que es fin de semana para esta gente y ramadán. Nuestro contratista esta en Benghasi a 1.500 km y con el móvil cerrado. Nos sentimos atropellados no tenemos a quien recurrir. Mañana pretendemos zarpar. El país puede ser interesante pero tienen que aprender mucho los departamentos oficiales y los gestores de servicio. Los turistas que llegan con todo organizado en un barco convencional no tienen problemas pero no llegan a estar mas de 12 horas en cada puerto.

LA ODISEA DE ZARPAR. Nuestro intento de zarpada comienza a las 9:00. El día anterior preguntamos que tramites quedaban por hacer, la contestación fue rápida nada solo firmar la salida. Cual error creernos tal comentario. Hicimos amistad con el jefe se emigración gracias al cual se sufrió mucho menos de lo previsto. El primer día nos aseguraron que el puerto no tenia coste solo los servicios. El jefe de emigración se puso de nuestra parte indicando que el tamaño de nuestro barco no es el de un carguero de 100 metros y que por lo tanto no podemos pagar igual. Este lo notificaron a las 10:00 que había algún problema con los oficiales de fronteras. Estos insistían que deberíamos pagar una agencia marítima para los servicios del puerto. Este importe no baja de los 1000$ solo para el registro oficial. Después de horas me acerque a la oficina y el representante de nuestra agencia de viajes era rechazado abiertamente por los grandes jefes. Me dejaron explicar las diferencias razonables por las que no pueden considerar un barco industrial como un barco privado de vela. Me marco una de turista amante de Libia y su cultura. Añado que la información recibida a nuestra llegada por torre de control sobre coste de nuestra estancia en el puerto era cero Dinares. Que la embajada en Madrid no informo nada sobre este punto en particular después de preguntar. Los distintos departamentos en el puerto anterior, Benghasi tomaron en consideración nuestro tamaño de barco y no cobraron nada. Todo era confuso pero por fin el gran jefe indico que podíamos partir. Un alivio, zarpamos y a pocos metros de nuestro amarre notifico a torre de control nuestra partida. Recibo una negación de autorización para abandonar las aguas del puerto. Veo un Pilot de 25 metros avanzar hacia mi. Tengo que retroceder y volver al mismo lugar de amarre. Solicito por radio la razón de todo esto, como contestación me dicen que este no es el procedimiento. Tengo que volver al amarre pero esta ocupado. Notifico el tema y me dicen que espero al pairo hasta nueva comunicación. Media hora mas tarde un barco pesquero abandona un dique, podríamos amarrar para hablar con el jefe de emigración el único de nuestro lado. Solicito permiso para amarrar en el nuevo sitio y me dicen que ya puedo partir. Una hora mas perdida sin ningún sentido. No saben que hacer para conseguir mas dinero, la imagen del país se deteriora con estas cosas. Nuestro destino Zarzis, Túnez en 22 horas.  

VOLVER PAGINA ANTERIOR