Indice
a b c d e f g h i j k l 

m n o p q r s t u v y z
  Volver pagina Herbolario

HAMAMELIS: (hamamelis virginiana):

Vasoconstrictor, várices, hemorroides, metrorragias, circulatorio.
Como sahumerio limpia la casa de energías negativas. Ayuda a mejorar las situaciones difíciles.

Haya:

Ayuda a liberar a los moribundo y difuntos de planos materiales.

Heliotropo:

Para el culto de altares, santuarios y templos. meditación. Protege en viajes astrales.

Hepática, (Hepatica nobilis):

Potencia la fuerza de voluntad para vencer las flaquezas de carácter. Planta herbácea perenne que posee un corto rizoma escamoso, del cual salen, primero unas flores azules (raras veces rosas o blancas); y más tarde, cuando ya se han marchitado las flores, unas hojas lisas y trilohiladas. Estas
hojas, que recuerdan vagamente la forma de un hígado, han impuesto su nombre
a todo el género: hepar = hígado. Sus frutos son aquenios. Es una especie abundante en las espesuras forestales, en los bosques y en los matorrales de toda la zona templada, en lugares húmedos, desde el llano hasta la montaña. En algunos países, donde la hepática se halla amenazada, forma parte de las especies protegidas.
Para usar en medicina se recolectan sus hojas (folium hepaticae), cortándolas delicadamente para no dañar toda la planta. Se ponen a secar a la sombra, en un lugar bien aireado. Contienen saponinas, taninos y un glucósido. Actúan sobre las funciones del aparato excretor, disuelven los cálculos biliares y son altamente diuréticas. La medicina popular las emplea también contra los cólicos biliares y hepáticos. Para ello se prepara una decocción a razón de 2 gr. de hojas cortadas por cada taza de agua, a consumir de 2 a 3 veces diarias. Una maceración en frío (4 cucharaditas en 111 VIl. de agua, dejar macerar durante 8 horas y tomar en días alternos) produce los mismos efectos. Sin embargo no se debe utilizar la hepática sin prescripción médica. La decocción de hojas secas sirve como gargarismo en caso de inflamación de las mucosas bucales o cuando sangran las encías.
La hepática se planta a menudo en las rocallas. Produce abundante polen, pero poco néctar.
Época de floración: III-1V Cosecha: hojas IV-VI

Hierba de San Benito (Geum urbanum):


Planta herbácea perenne que posee un grueso rizoma (ver dibujo, abajo a la derecha) y un tallo ramificado con hojas estípu1as alternas y trímeras. Sus flores amarillas crecen de forma aislada en el extremo de los tallos. Los frutos son aquenios cubiertos de apéndices curvado s (figuras detalladas). Toda la planta es velluda. Resulta común en los matorrales ya 10 largo de los muros y de las cercas. Es utilizada desde la antigüedad por sus virtudes pectora1es.
Se recolecta su rizoma. Una vez lavado a fondo y despojado de todas las partes verdes, se le pone a secar a una temperatura de 35° C. como máximo. Debe ser luego conservado en seco y en envases cerrados. Contiene taninos, substancias amargas, aceite esencial y un pigmento; presentan un marcado efecto astringente. Se emplea en caso de inflamación gastro-intestinal, contra las diarreas violentas, en la dosis de 1 a 2 g. de polvo varias veces al día, o en decocción a razón de 2 cucharaditas por cada taza de agua. Entra igualmente en la composición de vinos fortificantes. En uso externo, sirve para preparar un gargarismo contra las inf1amaciones de la cavidad bucal, las hemorragias de las encías, la descarnadura de los dientes y el mal aliento. Los baños y las compresas son eficaces contra las hemorroides y las enfermedades de la piel.
Época de floración: VI-VIII Cosecha: rizoma X-XI y III

Hiedra trepadora (Hedera helix):


Arbusto trepador cuyas hojas, siempre verdes, brotan de largas ramas sarmentosas. Sus hojas son alternas, cordiformes o palmeadas y 1obu1adas. Son de forma distinta según se trate de ramas estériles o fértiles. El extremo de las ramas fértiles lleva umbe1as de flores amarillas. Sus frutos son bayas azules. Toda la planta es ligeramente tóxica. Resulta silvestre en las rocas, en las florestas y sobre los muros en Europa y en Asia. Pero la hiedra a menudo se planta también por sus cualidades ornamentales, existiendo numerosas formas cultivadas.
Para el uso medicinal se recolectan a mano las hojas (folium hederaceae). Después se ponen a secar las capas finas e incluso a pleno sol en un lugar bien ventilado. Deben conservar su color oscuro y su sabor amargo. Contienen taninos, saponinas, un glucósido, la hederina, ácidos orgánicos y yodo. Todas estas substancias influyen sobre la actividad cardiaca y sobre la permeabilidad venosa: en pequeñas dosis dilatan los vasos, y en cantidades más fuertes los estrechan, al mismo tiempo que aminoran el ritmo cardiaco. La hiedra se emplea por ello únicamente bajo control médico. La decocción alivia las inf1amaciones de las vías respiratorias, calma la tos y sirve de coadyuvante en el tratamiento de las enfermedades pu1monares. La hiedra
estimula también la actividad del hígado y la vesícula biliar. Sus hojas frescas, machacadas y hervidas, se emplean además en compresas sobre las
heridas rebeldes. Las hojas machacadas también se utilizan para eliminar las células muertas de la piel de los pies. Sin embargo pueden irritar la piel en personas sensibles.
Planta tóxica
Época de floración: IX-X Cosecha: hojas III-IV y VIII

Hinojo:


Se dice que la semilla de hinojo cura los percances causados por la magia negra y la posesión demoníaca, si se ata alrededor del cuello o se lleva en los bolsillos de una bolsa pequeña