LA BITACORA DEL MARE-NOSTRUM___________ VOLVER PAGINA ANTERIOR

 TRAVESIA HASTA PORT SAID ENTRADA AL CANAL DE SUEZ

14 de julio Travesía a Egipto. La noche del 13 y martes ya lo dice el refrán ni te cases ni te embarques. Intentamos salir a las 00:30 (ya 14 por si acaso) pero el ancla no nos dejo. A la mañana siguiente mas de lo mismo. Montamos el numero para salir. Para evitar bucear pedimos cariñosamente al personal que pasaba con motoras que tirara de la cadena pero irremediablemente me tuve que tirar para desenganchar. Las maniobras duraron dos horas y otra de papeles. Bueno estabamos en la carretera a las 11:00 teníamos una travesía de 33 horas hasta Egipto. Los días corren deprisa entre grabar monumentos, visitas las ciudades y preparar la siguiente ruta se va todo el tiempo. Uno de los errores mas conocidos es salir sin revisar el equipo completo del barco. Cambie el filtro del gasoil revise niveles de aceite y agua. No revise los tanques de gasoil porque el control de gasto me indica que tengo algo como un tercio del total. En Egipto es mas barato el combustible y los llenaremos.

La salida accidentada la superamos. El sol luce, sopla un viento de 10 nudos de través. El mar se mueve pero no en exceso. Ponemos las cuatro velas y algo de motor para remontar la hola y realizar la travesía mas rápida. Amenaza una tormenta que viene de Turquía. Todo va como la seda. Navegamos con noche estrellada poca luna, mañana es luna nueva. De repente el motor se para, miro y no tenemos gasoil. Parecía imposible pero es la realidad. Es una autentica cagada, mi culpa. Me confíe demasiado en los cálculos y fallaron. Error, el motor gasto mas. Le llevamos mas subido de vueltas y los mares no fueron nada tranquilos. Navegamos con 5 nudos muy suaves por lo que sin motor aunque con todo el trapo la travesía es lenta. Estamos en la mitad de trayecto. El viento va bajando casi a cero. Atangonamos todo lo que podemos. Avanzamos a 2 nudos. El viaje se duplica. El mar tiene un movimiento de ola constante que empuja la popa y nos desplaza sin gobierno. La ola tiene fuerza. Después de mucha paciencia y horas empezamos ver movimiento de barcos grandes van en distintas direcciones pero salen de un mismo sitio. Se hace de día. En realidad no se ve nada. No vemos la costa ni perfil de tierra. El agua es muy clara.

Tenemos que solucionar la falta de gasoil. Vemos pescadores, ellos pueden darnos gasoil. Intentamos acercarnos a uno. Se separa, le hacemos señas, nada, sigue su rumbo pero seguro que nos vio las señales de socorro. Las intentonas de contactar con los de la zona no tienen éxito. Llamo por radio solicitando ayuda. Cuento mi situación y me indican que saldrán a buscarme con gasoil. El circuito puede tener aire, si es así no podré arrancar. Me hacen llegar hasta la bocana del puerto a vela. Tenemos un viento de 20 nudos con marejada (para ayudar un poco).Vemos un trafico intenso del canal y otro en dirección a la entrada del puerto. Barcos enormes. Sale un Pilot a recogernos pero nada del gasoil. Nos indica que a vela no podemos entrar, (creerá que es por gusto) contamos nuestra historia. Aparece otro barco con los tanques. Nos dan 10 minutos con ancla en un lateral para realizar la maniobra. Echamos el gasoil de mala manera, el barco se mueve mucho. Intento arrancar pero siempre pasa lo peor, no quiere. Nos echan un cabo y nos quieren arrastrar. Al acercarse al barco se cargan la escala lateral, perfecto. Estas maniobras no me gustan nada. Al final, el profesional del timón no es tan profesional. Luego es que no se encuentra muy bien hoy. Luego es que fue mala suerte. Este tiene cara de bruto con mirada hundida en el occipital, mala señal. Hace maniobras que para mi barco son rompedoras. Tengo que estar gritando cuidado que rompes, cuidado que te cargas... en fin un estrés. Llegamos a un hueco de las instalaciones donde hace unas horas callo una bomba destrozando el lugar. Este es el flamante Fouad yacht center. Los diques destrozados, no tiene rompiente, ninguna defensa, la corriente entra como si estuviéramos en medio del canal. Parece que están de reformas desde lo de Moisés. Estamos al otro lado del canal. Tenemos que pasar mediante un ferry hacia el lado del Cairo. Nos ofrecen agua y luz. El agua se sale de la manguera por mil sitios. La luz no tiene fuerza. Discuto el precio y consigo algo barato, francamente el lugar ayuda mucho.

Así comenzamos una nueva etapa. Durante el mes de agosto lo que queda de julio y algo de septiembre estaremos en tierra por estos desiertos. Filmaremos la historia del país. Pasaremos las vacaciones con algo de calor.

18 de julio Port Said. No estamos en P.Said estamos en un sitio que solo te enteras que existe cuando llegas, Port Fouad. Es un recinto entre dos aguas de mar. La del canal y el puerto industrial. Sorprendentemente vive mas gente aquí que en el otro lado. El paso de un sitio a otro se hace mediante un ferry. Es gratuito con capacidad para unos 30 coches y bastantes personas. Creo que es la diversión de la zona, siempre esta lleno. Hay tres constantemente funcionando, 24 horas. No hay tanta gente en esta ciudad para que siempre este lleno de coches y gente.

La ciudad tiene una playa de unos 15 kilómetros donde se ven trozos ocupados por hoteles y donde el recinto lo guarda la policía. El trafico de barcos es constante. Mi barco se mueve sin parar. No tiene nada interesante. La gente a las 21:00 sale como locos a comprar zapatillas de baño o un velo para el pelo. Esto se repite todas las tardes. Quieren vender algo a cada turista para ello muchos dicen que son Cristianos. Alguien les dijo que así son mas colegas.

 22 de julio El Canal de Suez. En la estación de P.Said no supieron darme la hora en la que salía el autobús para el Monte Sinaí desde Suez, donde hago el transbordo. Así que salgo en el primero a las 6:00. No somos muchos pero me parece que el único que se ha duchado he sido yo. Me conceden como turista ventanilla y voy solo en dos asientos. A esta hora ya tenemos 20 grados. El autobús tiene aire acondicionado, tanto que lo cierro. Es muy pronto, me subo el cuello de la camiseta hasta el punto de cubrir el cabecero y a dormir. En dos horas Suez.. Al llegar me dicen que sale a las 14:00, ósea en 5 horas. Bueno recorreré Suez. En media hora recorres la ciudad, es bastante aburrida. Lo único que merece la pena es el paso de barcos por el canal. Son barcos enormes y cargados hasta las cejas. El trayecto hasta el monasterio de Santa Catalina es entretenido. Cruzamos el canal por un túnel a 50 metros por debajo del agua,.... impresiona. No es muy ancho si hubiera un accidente es una ratonera. Cruzamos pozos de petróleo y gas. El desierto, muy árido sin nada de vida. Controles de policía cada pocos kilómetros. La conducción es mejor no mirar. Tan pronto conduce por la izquierda y no se quita aunque vengan coches de frente como esta metido en el arcén derecho levantando una polvareda. Si un coche esta parado en la cuneta (algo muy común) el conductor del autobús pasa rozando el espejo retrovisor y procura que la polvareda le inunde el coche.

24 de julio por tierras Egipcias. El monte Sinaí en sus faldas el monasterio de Santa Catalina. Lugar donde las Sagradas escrituras indican que Dios hablo a Moisés. Le dijo que fuera a la tierra prometida. En este supuesto lugar tenemos una fortaleza pequeña amurallada con una iglesia. En el interior de la iglesia se supone el lugar donde ardía la zarza. El monasterio se encuentra en mitad de un desierto seco. El agua llega por medio de conductos y bombas. Eso si el móvil funciona perfectamente. Me sorprendió los recintos hoteleros que tiene la zona. Todas las construcciones son de piedra y madera, el pueblo es moderno y bonito. El paraje es espectacular, rodeado de montañas de arenisca altas. Es un lugar lleno de paz. Recomendable para recuperar el yo perdido. No alcohol, no diversiones, no nada solo paz.

28 de julio visitamos El Cairo. Tenemos un contacto en la ciudad Abubak un guía de habla Hispana que puede resolvernos la entrada a Libia. Quedo con el en un hotel, hablamos durante horas. Me dio una estupenda información. Nos fuimos a visitar a un amigo, el representante de Politour en Egipto. Un hombre muy amable. Habla perfectamente Español, estudio en Madrid. Se ofrece y se pone manos a la obra a reservar todos los hoteles del viaje por Egipto. 6 ciudades 3000 km de ruta. Queda por resolver el coche de alquiler. las grandes compañías son caras, las del país no tienen coches aceptables. Vamos a ver a otro amigo un hombre que se mueve en casi todos los negocios.

VOLVER PAGINA ANTERIOR