LA BITACORA DEL ATLANTICO___________________ VOLVER

7ª TRAVESIA BERMUDAS - AZORES 22 LARGOS DIAS CON OLAS DE 14 METROS (La tormenta del niño)

Después de una buenas juergas en Bermudas nos tenemos que despedir, el parte metereologico da tormentas que amenazan la zona, vienen del norte muy deprisa es una buena borrasca con una baja presión que no pinta nada bueno, hay que salir de la zona para no quedar encerrado durante días en la isla. El brasileño mas recuperado con los puntos aun en la cara dice que zarpa ahora mismo, tenia pensado tratar de ir en sándwich con el pero dice que subirá hasta los 40º para navegar mas rápido, hay algo mas de mar en esa latitud pero prefiere navegar rápido. Estamos en el 32º hay que ir ascendiendo hasta el 38º donde se encuentra la isla de Faial, todos aconsejan mantener los 36 de media y dar un tirón en el ultimo cuarto de la travesía hasta los 38º. En los 40º confluyen las fuertes corrientes de agua fría del labrado y la de agua caliente del golf strem produciendo oleaje elevado, navegas en olas de 4 metros de media. Además la baja presión que viene es una tormenta muy fría puede ganar fuerza, navegar hacia ella no es lo mas sensato. Pienso si no es una medida de castigo a su mujer. Nos despedimos, nos veremos en Azores, la relación en la pareja no es buena casi no se hablan la mujer hace lo imprescindible y se nota mucho que pasa de todo, no es forma de navegar, tienen nuestro canal de radio aficionado y la referencia de la rueda de los navegantes la cual el conoce pero no se quiere apuntar, escucha los datos y saca conclusiones no es mala referencia pero por lo poco que cuesta creo que es prudente estar en contacto con los participantes. Les vemos doblar la bocana hacia el canal, les veremos en Horta.

imagen Comenzamos con las ultimas revisiones, recogemos la vela, pagamos el puerto y nos despedimos, tenemos garantizados 3 días de viento suave, mar tranquilo y una brisa suroeste la recibimos por la aleta no es una navegada fácil pero si empuja, llevamos la mayor y el génova, vamos a 4 nudos tenemos un viento de 15 nudos la vela va bien, la pieza del enrollador del puño de pena va arreglada de nuevo y parece que funciona espero que el perno funcione y no se vaya. Por decisión propia yo tripulo por la noche y los demás se turnan por el día, espero salvar las velas, en esta ocasión tenemos casi 2.000 millas , unos 15 días de navegación. Todo va bien el animo es alto, volvemos al tajo. El mar nos recibe como en la salida de Miami que ahora esta tan lejos, todo va bien, pienso para mis adentros que de nuevo no es un buen presagio tanta calma, paso la noche de guardia en las primeras luces del día me relevan estoy cansado debería haber dormido mas en Bermudas. Llevamos tres días de navegación estamos a casi 400 millas de Bermudas, quedan unas 1.600 hemos hecho un cuarto de la travesía. Duermo profundamente en el pasillo pegando la oreja a la tapa del motor, siento un tremendo golpe de agua, salgo disparado, el mar esta creciendo, viene el norte, hay unos nubarrones amenazantes vamos con todo el trapo, bajo la mayor no quiero que me pille la tormenta con demasiado trapo consigo rectificar la deriva, mantengo el rumbo y velocidad, el viento sube a 25 nudos cambio la génova por la trinquete volvemos a equilibrar el barco el mar va subiendo el viento también estamos en 35 nudos no me gusta nada es de día pero no lo parece. Las olas son de 4 metros y vienen con fuerza por el fuerte viento, se nota perfectamente sobre la superficie del agua la vibración del empuje del aire, el agua se queda como pan revenido, en estas condiciones me pregunto si la baja presión que venia puede terminar en un huracán si es así lo vamos a pasar mal. Espero a la noche para hablar por radio, Altino en Azores nos pasa las malas noticias, viene una tormenta por el norte parece estacionada en Washington y es de fuerza 8 con fuerte marejada y vientos de 30 nudos, tenemos 35 en estos momentos las olas ciertamente son como dice, no dice mas, que aguantemos. Pasan las horas, seguimos navegando de manera incomoda, los golpes de agua son a menudo recibo el agua por el través de babor si corro la tormenta me voy al sur, si pongo proa al mar me voy al norte, pretendo seguir el rumbo y aguantar. Durante toda la noche sopla el viento el mar se va montando, la dirección del viento y del agua ahora mejora es NNW, vamos trapeando las olas que nos entran por aleta de babor son olas de 4/5 metros vamos hacia destino pero nada rápidos el hueco que forman las olas entre si nos hacen embarcar agua y frenar la arrancada, me obliga a corregir rumbo para no caer en el seno bruscamente, vamos a 4 nudos. Los turnos son complicados mi hermano Jorge corrige bien, baila la ola pero pierde mucho el rumbo, Javier va prosperando en el manejo del timón pero va lento. El piloto automático no es capaz de surcar las olas como es debido. Los hermanos son peligrosos corrigen constantemente fuerzan el timón, el sistema hidráulico suena, lo pasan de vueltas, les explico como suavemente funciona mejor pero no les convenzo, sigue sonando, lo pueden reventar. Las comidas siguen siendo en la mayoría de los medio días garbanzos con chorizo, por la noche sopa con fruta mientras duro, embutido mientras duro, la comida cae rápidamente la situación de intranquilidad hace que todos coman mas, el problema es que siempre comen lo mismo, lógicamente terminaran con los 40 kilos de garbanzos o los 15 kilos de chorizo. Es curioso no quieren saber nada de las lentejas ni del arroz sin embargo todos aprobaron los menús que presente, meses antes de comenzar. La leche volverá a terminarse en un plazo corto, se beben mas de 5 litros diarios yo no bebo y somos cinco, no discutiré por este tema. Ya no quedan zumos compre en Bermudas 100 litros ayer revolvían para buscar mas cartones, ni miro ni comento, espero que sea ese el mayor problema.

Nuestra única comunicación exterior es la radio, la voz amiga es Altino es agradece hablar con alguien que consideramos esta en su casa con comodidades, esas que luego disfrutaremos nosotros. Las noticias que nos canta leyendo las cartas metereologicas no son cosas que queremos escuchar, la tormenta del norte persiste no es lógica para esta época pero ahí esta, y parece que hay otra de tipo tropical que se esta formando por el sur, estamos en un canal donde no podemos ir a mejor ni al norte ni al sur. Pienso en los brasileños lo tienen muy crudo su zona tiene olas de 6 metros y subiendo. El parte de los barcos que van a cinco días por detrás es terrorífico vienen con la tormenta del sur, hay un velero de nombre Chamaco de origen Mexicano se expresa de manera típica es de risa aunque me puedo imaginar su situación.

Después de una noche horrorosa con olas de mas de 6 metros , el viento sigue soplando a 35 nudos durante la noche viene de WSW es decir aleta de estribor con olas contrarias puesto que las recibimos de NW el viento fuerte que sopla las cambiara el sentido. Navegamos con las velas en el lado opuesto al mar es un despropósito no es cómodo, necesito poner motor para gobernar. Amanece el mar esta encrespado estamos con olas enormes, la ventaja es que son montañas grandes no son olas rompientes. El viento vuelve a soplar de NW con el oleaje acompasado, rectificamos rumbo no podemos gobernar con unas olas tan grandes sin recibirlas casi de frente esto nos proporciona una perdida enorme de rumbo, al cerrar el día y habiendo estado de media en 5 nudos de velocidad hemos avanzado imagensolo 30 millas es decir hemos estado ganando norte, después ganando sur, nuestro destino no se acerca tan rápidamente como nos gustaría, parece como si la tormenta no quiere dejarnos ir, nos tiene a su merced y parece que disfruta. Llevo casi 12 horas sin dejar el timón, nadie me quiere sustituir, vamos con la trinquete y la mesana el barco va equilibrado pero hay una diferencia notable entre coger la ola bien a cogerla mal, el barco llega a tocar con la punta de la cruceta el agua, es decir, no es que alcancemos un ángulo extremo que pueda voltear el barco si no que la torre de agua viene tan vertical que sube a esa altura que con la escora llega a la cruceta, nuestro barco tiene la cruceta a 12 metros , es decir, hoy son olas cómo mínimo de 10 metros de altura, repito que las olas no son rompientes si lo fueran estaríamos en un punto donde peligraría la estructura del barco, no estoy tan seguro que aun con doble casco aguantara tantos kilos por cm cuadrado que tendría que abrir, soportar y navegar el agua, no quiero mas experiencias. El viento nos lleva, el motor me ayuda, lógicamente estamos en crisis pero puedo gobernar. Pienso constantemente en los brasileños deben estar en un cataclismo.

La trinquete esta muy tocada necesito recoger paño para dejarla a la mitad o romperá por la parte debilitada, eso me deja con poco empuje y desequilibra el barco, necesito meter algo mas de motor las olas ya son de 12 metros , llevo al timón mas de 24 horas me van dando café, me ponen un cubito para hacer mi pipi en fin es un caos, nadie duerme todos tienen el traje de agua puesto, he visto unas garrafas de agua entre lo pies de los hermanos, la radiobaliza de seguridad esta claramente preparada para tirar de ella, todos tienen sus dineros y documentación en el interior del traje, están preparados para saltar al bote de emergencia, el único que tiene algo mas de humor es Javier se encuentra a mi espalda detrás de la silla del tripulante me dice que si necesito algo que el esta ahí, le agradezco su aportación es bueno sentir que alguien conserva el animo. No hay comida todos están pendientes del mar, los cinco en la cabina, estamos justitos, nadie quiere quedarse abajo creo que piensan constantemente en saltar al bote, lo ven mal, intento subir el animo quito importancia al tema, comento que llevamos mas de 24 horas y todo sigue, es cuestión de paciencia. Llega la hora de la radio, Altino nos da las peores noticias, las dos tormentas la del norte frente a Washington y la del sur en el ecuador van ganando fuerza, estoy en un corredor donde confluyen viento y mar pero es un lugar privilegiado respecto a otros rumbos, las tormentas no se juntaran si esto ocurriera se provocaría la situación como la película: “La tormenta Perfecta”, creo todos la hemos visto, saber que esto es lo peor no es un alivio, hay que estar aquí para tener de verdad la sensación de ser una cáscara de nuez en un mundo acuático con picos muy altos de agua y donde el 80% del tiempo estamos en la parte mas baja del seno de la ola la sensación es de impotencia, sonrió por no llorar, las tormentas se mantendrán por unos días. Altino nos dice que tenemos una sorpresa cede la conexión al teléfono donde aparece la voz de mi hermana Lourdes su preocupación es visible, la damos ánimos “todo va según plan”, insiste que sabe que hay mal tiempo, no comprende que esto es negativo nos quita el animo, cambia el interlocutor ahora es mi cuñada la mujer de mi hermano que esta embarazada dice que esta muy revuelta que no deja de pensar en el peligro que corremos y eso la deja muy angustiada, añade que el medico la manda tranquilidad pero como puede estar tranquila con Jorge en mitad del Atlántico, no es el mejor momento para recibir estos mensajes con la que tenemos fuera no puedo creer que no piensen que lo peor para una tripulación aun con buena mar es el animo, mi cuñada esta derrotando a mi hermano, crea mucha presión, corto como puedo el tema, aludo que nos están escuchando todo el mundo, vamos a tener una fama de la gran puñeta, mi hermano se despide con muchos besos y corta, le veo llorar, es una putada necesito evitar estas comunicaciones. El mar esta en su punto álgido es un mar de 14 metros de ola, el viento esta en 30/35 nudos constantes, es de noche, la luna alumbra pero solo veo sombras enormes que me abordan, vamos rumbo NE el mejor rumbo que puedo conseguir, navego mediante la vibración del timón es quien me enseña el mejor rumbo, no veo el mar. Nadie duerme siguen junto a mi, alguno tiene aspecto de caer derrotado pero siguen en la cabina. En la tarde tiramos algunas estachas por la popa, estos cabos son muy largos me permiten llevar el rumbo lo mas enderezado posible, también me controlan la velocidad excesiva en las bajadas de ola. Tengo aplicado todo lo que he leído y que pocas personas han puesto a la practica, estas maniobras están en los últimos capítulos de cualquier libro con titulo de tortura como por ejemplo “la mejor navegada con tormentas oceánicas”, los típicos libros que siempre pienso que nunca son reales, ¿quien se pone a navegar en estas condiciones?, pues hay muchos, la travesía del cabo de Hornos es la que mejor se ajusta, yo la doy por realizada si salimos de esta.

Después de algo mas de 80 horas las olas bajan, el viento queda en 25 nudos, navegamos entre olas de 4 a 6 metros pero comparado con lo anterior es un paraíso me sustituye mi hermano, después le toca a Javier, mi hermano me despierta y me dice que no encuentra a Javier, es un gran susto no puedo pensar en una cosa así, me levanto como alma que lleva el diablo comienzo a encender luces me da igual que el personal duerma esto es grave, revisamos todos los habitáculos el suelo no me lo puedo creer, finalmente grito con fuerza Javier, algo se mueve debajo de la mesa, hablamos de un metro cuadrado, los pies caben justos, no se como pero Javier consiguió entrar, el suelo esta muy rifado queda poco trozo que sea bueno, tenemos que descartar la zona donde los hermanos tienen sus enseres no hay mucha higiene, huele mal, ellos son los primeros en irse a otros lugares estamos hablando de personas de gran tamaño, queda el cuarto de atrás todos aprendieron que no es el mejor sitio, suena como una caja de resonancia, el ruido de las olas se multiplica, el viento incide en el mástil pasante de la mesana suena como un lamento, la vela se mueve constantemente siempre hay un cabo que vibra, cualquiera que camine por cubierta suena, es una jaula de grillos.

Después de Javier el turno de los hermanos yo duermo profundamente es medio día, oigo un ruido en la bitácora después noto que el barco no va correctamente, me despiertan y me dicen que algo pasa, subo con el susto en el cuerpo dicen que no hay timón, lo pruebo efectivamente el sistema hidráulico parece que funciona pero el barco no reacciona, me dirijo al cuarto de popa, levanto la cama, abro la tapa del suelo, increíble lo que faltaba, el sistema hidráulico esta intacto aguanto bien, lo que fallo es la pieza que coge la mecha del timón es decir una pieza de un dedo de grosor por un dedo de grosor, una pieza de bronce que es casi imposible que rompa, pues esta rota, luego alguien dijo que podría ser un pelo en la fundición pero estamos a 10 días de Azores y a 10 días de Bermudas, nadie puede ayudarnos, necesito tripular, el mar es fuerte marejada, no tengo una pieza que se acople perfectamente a un cilindro liso sin muescas, es la mecha del timón, con 2 tornillos de zapatero contrapeados, una tenaza de presión abierta al máximo logro crear un tope para encastrar unos tubos de acero y ahí unas patas de un taburete, mi hermano se mueve rápido me da las patas arrancándolas del taburete, todos estos elementos prensados con cuerda para hacer un timón de fortuna. Cada vez que forzamos la maniobra las piezas resbalan no hay nada que haga una fuerza tal que cace un cilindro tan ancho y tan liso, es una desesperación, la norma es dejar el timón, ceder antes de cargarse el sistema de apaño cada vez que tengo que rectificar y apretar todas las piezas perdemos mas de media hora. Traslado la bitácora al cuarto de popa monto un GPS portátil para que el timonel veo el rumbo. Cada vez se pone mejor las cosas ahora el tripulante navega sin ver la ola. No podemos meter motor fuerte 1º porque nos quedaremos sin gasoil 2º porque la fuerza que genera no ayuda para soportar el timón con la mano. Si esto parece poco tenemos una pequeña vía de agua en la junta de la mecha del timón, ya debía de haber algún reguero pero ahora hay unos 10 litros hora, lógicamente no es un problema, no es una cantidad que no se pueda controlar pero al tirar de mala manera con la mano va creciendo, ataco la avería con estopa y masilla parece que aguanta, si me miden las pulsaciones doy por encima de los 120 para colmo tengo que poner buena cara, quito importancia al asunto. La estampa del comedor es patética los hermanos se han sentado en el sofá tienen el equipaje entre sus pies, están vestidos incluso con el gorro puesto como si se fueran a algún sitio, no digo nada no quiero discutir ni escuchar tonterías por fin consiguieron que el timón reventara, no es toda su culpa desde luego tiene que ver con varios parámetros pero jugar con el timón como si fuera la ruleta rusa desde luego es uno de los parámetros. Hago revisiones los tanques de gasoil están tocados llevamos casi cinco días sin parar y no son eternos, nos quedan como mucho para otros cinco días no es suficiente. Llega la hora de la radio explico con detalle como vamos, cuando termino el relato, un gran silencio no me extraña, alguno se sentirá mas cómodo no tienen nuestros problemas, el timón cascado, sin velas que necesito, la vía de agua y poco gasoil, cada uno tenemos un problema distinto, los partes que escuchamos en la radio de barcos que nos siguen a varios días es patético están debajo de las olas la definición mas cerca de lo que les ocurre es que son submarinos, me puedo imaginar un velero sin cabina, al aire, recibiendo el mar constantemente, nosotros navegamos en camiseta con calefacción secos es muy importante. Altino me tranquiliza dice que lo peor de la tormenta ha pasado y que los barcos que están cerca de mi rumbo vendrán en mi auxilio, es alentador, hay un navegante solitario el nombre del barco es Shaiana esta a dos días nos encontraremos pronto, podrá dejarme 200 litros de gasoil con eso llegaríamos, cualquier aportación es buena. También nos dice que deja el canal abierto un hombre en Canarias que su trabajo le obliga a tener la estación de radio cerca. Tenemos que continuar en caso de desastre ningún helicóptero llega tan lejos como estamos nosotros y para la marina Portuguesa estamos fuera del radio jurisdiccional hay que acercarnos a Azores si pensamos seguir rompiendo cosas. Tengo la sensación que después de esta conversación seremos famosos. La tripulación esta mas relajada dentro de un limite. Si antes dormía poco ahora soy un alma en pena reviso lo que tengo de velas, inspecciono las jarcias, los cabos han sufrido deterioro muchos rozones cada vez que duermo si algo no queda bien cazado se termina por soltar y nadie es capaz de pensar en los que sufre el material como resumen del viaje reflexiono desde luego que las condiciones han sido malas pero se necesita dos personas que estén completamente preparadas para la navegación mientras una duerme la otra vigila. Se ha vuelto a la rutina de comidas ahora dicen que no hay que comer, ya no hay galletas, la leche es en polvo no la quieren, el chorizo se termino, los zumos hace tiempo que desaparecieron, va quedando poco de coca cola, naranja con gas, solo queda agua 250 litros no les apetece, las lentejas están intactas, el arroz igual, ahora comenzamos con espaguetis con tomate es el plato repetitivo de todos los días, empezamos con momentos de insubordinación quieren hablar por la radio con el navegante de Shaiana, también con el de Canarias creen que es un juego, los hermanos no tripulan hemos decidido que ellos no cojan el timón de fortuna solo hacen guardias de vigilancia de horizonte se duermen constantemente no cumplen no comprenden que lo que nos falta es que chocáramos contra un árbol, un contenedor, otro barco, en fin repito cada día que su labor no es menor necesitamos que alguien vigile horizonte, termino por conectar el radar con alarma y dejarlo permanente. Cuando me tiro al suelo a dormir me vienen a la cabeza los peores momentos pasados, hago un resumen rápido, esto dura unos minutos, estoy agotado así que caigo en el sueño. Los turnos los tuve que variar constantemente primero eran de a uno, los hermanos siendo camioneros se dormían, luego de a dos para uno vigilar al otro si coincidían los hermanos se dormían los dos, si coincidían con mi hermano bronca, así que Javier de guardia con uno y yo con el otro, mi hermano Jorge solo, lógicamente no se dormia, el sabe el peligro que esto supone.

Las 9,00 de la mañana hace unas horas que hable con Shaiana esta a cuatro horas de nuestra posición tenemos que inflar el bote auxiliar para recoger los bidones de gasoil, el mar tiene olas de unos 3 metros , el aire sopla de 15 nudos y forma una pequeña cresta con espuma, el día parece noche cerrado con nubes muy oscuras. Alguien tiene que ir en el bote con un riesgo importante, no puedo abandonar el barco, soy el único capaz de realiza una maniobra completa, no me gusta la idea de dejar a nadie en el agua, el mar no esta fácil, conozco un sistema de seguridad para el traslado de bidones lo leí de un tripulante a la deriva y un carguero al rescate en el mar del norte, con un cabo lo mas largo posible cazado al bote al otro extremo un aro salvavidas que lanzo al barco que viene, cuando el cabo gane tensión el bote comenzara a remolcarse y a base de recuperar cabo el bote se acercara sin peligro al barco rescatador, así lo hicimos no sin las criticas del otro patrón que consideraba que eran medidas exageradas y lo manifestaba abiertamente, el patrón del Shaiana no comprendía que en el bote va mi hermano y Javier. Los hermanos se dedicaban a liarla, mientras montábamos el auxiliar en cubierta le pidieron por radio a Shaiana comida, no puedo explicar la repulsa que me produjo aquello, ¿comida?, quieren patatas fritas, bollería, galletas, cosas así, que se puede pensar de una petición como esta, para que alguien suelte algo de comida de estas características lógicamente tuvieron que decirle que no había de nada en nuestro barco, posteriormente el comentario en tierra correría como la pólvora y es muy difícil cambiar estos comentarios, no me importa el que dirán pero es que ya tenemos mas de lo que me gustaría oír para que también me achaquen que no soy capaz de pertrechar alimentos para una travesía como esta, todo es un sumatoria de despropósitos.

La llegada del Shaiana supuso una nueva discusión los hermanos querían realizar la maniobra de los bidones, no creo que fuera su única razón se movían con el equipaje en la mano, no me hubiera importado si no contara el peso pero los dos juntos ofrecían 100 kilos mas al bote y eso no podía ser. Curioso que en un mar que infunde respeto, con el riesgo de volcar, no habían hecho casi ninguna tarea de diario ahora quieren realizar la tarea mas arriesgada, las palabras subieron de tono y finalmente dijeron que querían subir al otro barco y seguir la ruta con el otro patrón tuve un momento de “PERFECTO” que se vayan, pero es eludir la responsabilidad pasándole el marrón al otro patrón, el cual eludió toda carga y dijo que NO por radio, ellos querían entrar a la fuerza como polizones, una vez en el otro barco no bajarían. Pegue un par de gritos y se termino la discusión mi hermano y Javier hicieron piña conmigo y se termino la intentona de pedir asilo. Durante el tiempo del traslado de bidones Rafael me amenazo en cubierta con su volumen, así que di por concluido las buenas maneras, me acerque a su cara y le explique que yo tenia muchas mas posibilidades de éxito para tirar a un cuerpo por la borda que si quería intentarlo era el momento Franky intento poner paz, Rafael reculo, quedo bien marcado mi terreno, ya era necesario. Después me entere por el patrón del Shaiana que se negó a aceptar el desembarco que noto las malas maneras de los hermanos y la insistencia con todo tipo de comentarios despectivos hacia mi y los demás tripulantes. ¿Qué hubiera ocurrido si van ellos en el bote?, posiblemente lo hubieran hundido al llegar al Shaiana y ya no había retorno, se quedarían si o si, Shaiana dijo por radio que su bote estaba rajado y no había tenido dinero para repararlo, esto hubiera ocasionado quedarnos sin gasoil a cambio del egoísmo de quedarse en el Shaiana.

La actitud cambio mucho desde ese momento, Franky se acercaba a mi con intención de pedir disculpas, siempre achacaba a su hermano todo, la maldad, las estrategias, los malos modos, insistía que me lo aviso en Florida, si es cierto que me digo que el no se fiaba de su hermano que tiene mal genio pero esto es mucho mas que esa explicación, además Franky se beneficiaba de todas las movidas del hermano y desde luego ganaba a vago a cualquiera de los conocidos.

Muchas conversaciones nocturnas se refería a la vida que llevaban los hermanos en la Pampa Argentina donde nacieron, donde el padre se arruino y muy jovencitos vinieron a España que era donde estaba toda su familia. El padre era un emigrante Español que hizo dinero, con el paso del tiempo una crisis economica en Argentina lo dejo con pocos recursos, la familia decidio volver al origen. Me entretenía las andanzas de aquellas tierras, trabajaban desde muy pequeños como vaqueros en la hacienda del padre, montaban a caballo como si fuera la bicicleta para mi, es el único medio de transporte en la Pampa. Me contaban que estaban cerca de una ciudad pequeña no recuerdo el nombre pero que no había de nada. Tenían un vecino a dos horas. El padre compro una avioneta para hacer los viajes, tan solo la compro y a volar, el curso de vuelo fue de escasos 10 minutos, el ángel de la guardia de la zona debía trabajar muchas horas extras. Rafael tenia una radio de camionero su profesión, esa radio tenia todas las sintonías de FM y AM, se recibía perfectamente radio Cuba, como entretenimiento nos tragábamos los discursos políticos que durante toda la noche desarrollaban para los noctámbulos en nuestro caso realizábamos la tarea de vigilancia y navegación. Las noticias Cubanas son triunfalistas siempre hay un frase de “el imperialismo Americano una vez mas fue derrotado” podían dar información de cualquier tipo, pero antes o después estaba la frase.

En fin llega el Shaiana es un velero de 38 pies muy ágil va muy bien preparado para la navegación en solitario, nos da una primera pasada. Se prepara para recoger el aro salvavidas acertamos a la primera, lo caza en su cornamusa de popa. Para mi gusto va con mucha vela ira a unos 5 nudos, creo que para realizar esta maniobra podría ser mas tranquilo, creo que quiere impresionarnos. Cuando el cabo tensa el bote recibe un tirón como si salieran para hacer surf, poco a poco el Shaiana tiene que bajar la velocidad. Van recuperando cabo los dos intrépidos, las olas son lo suficientemente grandes para conseguir perderles solo con los prismáticos los veo a duras penas, cargan como pueden los bidones son unos ocho es demasiada carga casi no caben en el bote, Javier y mi hermano van tirados sobre los bidones con los remos en la mano.

imagen El patrón del Shaiana no acepto devolvernos con el sistema del aro salvavidas ¿posiblemente porque la idea es mía? ¿quizás no acepta ideas de otros? Pasa por nuestro lado y suelta el bote, no tengo palabras cuando veo que el bote se va separando a una velocidad importante vadeando como pueden las olas hay que pensar que no tienen propulsión y con los remos es mas bien complicado superar olas de 3 metros . Shaiana me dice cosas por la radio hay que agradecer lo que esta haciendo pero devolver a mi gente en estas condiciones mejor no contesto la llamada, no tengo el talante adecuado. Viro el barco, pongo rumbo hacia el bote, el viraje supone volver a tensar las tenazas, casi 5 minutos de crisis, voy lento hacia el bote ellos reman yo voy con el timón pero no veo donde tengo que ir, me lo cantan los hermanos desde cubierta, no hay sincronización es un descalabro, por fin estamos cerca, el esfuerzo mayor fue de los remeros, nos tiran el aro salvavidas ya quedan atados a nuestro barco. Shaiana después de ver que el rescate ha costado una hora de tensión se queda a una distancia prudencial subimos con mucha dificultad los bidones el oleaje es lo suficiente para que todo se complique. Por fin veo a Javier y a mi hermano de nuevo en el barco, si me dan a elegir prefiero la tormenta no me gusta el riesgo donde puedo perder tripulación. Mas relajado comunico con Shaiana, aun el patrón me vacila, dice que ha costado un poco, respiro y no respondo. Indico que estaría bien para entrar en puerto si me puede devolver la pieza soldada así no me arriesgo a entrar a la dársena en una maniobra no adecuada, así quedamos, para pasarle la pieza la meto en una bolsa con ropa para amortiguar el golpe y la bolsa la ato con un cabito para que en el caso de fallar podamos recuperarla. Realiza una maniobra pasando casi rozándo casco con casco, le tiramos la bolsa a la bañera y acertamos a la primera, nos despedimos el lleva casi 6 nudos de media y nosotros estamos en 4 nudos.

Cuando llegaron con el gasoil desembarcaron todo lo que el patrón del Shaiana les había dado en la recogida de los bidones paso desapercibido una bolsa que les dio a parte, en la noche mi hermano recordó que esa bolsa no la había vuelto a ver y efectivamente la dio por perdida, se podía haber caído al agua, con esa carga de culpa guardo silencio, de todas formas no sabia que había dentro. Al día siguiente a Javier le dieron un par de galletas como colega, Javier nunca piensa mal así que este detalle lo paso por alto simplemente pensó que ellos habían escondido galletas de las 50 cajas de 5 kilos que compre y que para no formar mas lio del que hay, mejor callar. Mi hermano en una de las ocasiones que limpiaba las zonas comunes vio la bolsa semi escondida debajo de la cama en proa, estaba vacía, bueno no del todo, algunas migas de galletas y pan tostado, creo que sufrió un ataque de ira llego con la bolsa a la cabina la tiro al suelo y pidió explicaciones a los hermanos, guardaban silencio de nuevo tuve que intervenir Franky reconoció que había galletas y pan tostado pero que Javier también lo sabia, ese fue su error Javier salto y dijo que no, el comió sin saber el origen de las galletas, lógicamente se cabreo con los hermanos que le querían inculpar. A mi hermano se le salían los ojos de la cara, con voz pausada pregunte de donde salieron las galletas y porque, Franky señalo a su hermano como autor de la petición por radio al Shaiana, rogándole al patrón que no diera explicaciones, motivo por el que la discusión entre los hermanos subió de tono, corte el rollo y solté tranquilamente el discurso de malos compañeros, peores amigos, vagos, todo lo acumulado salio, les rogué que se bajaran al salón y no volvieran a salir hasta no llegar a Azores donde abandonarían definitivamente el barco. Mi hermano desde ese momento no dejo de increparles, amenaza con tirarles por la borda a ellos y a sus pertenencias, no salían del comedor, su equipaje les acompañaba donde se movieran, mi hermano cada vez que pasaba cerca se lo recordaba. Javier ya no tuvo mas conversación con los hermanos hasta entonces se encontraba en medio de las disputas ajeno a ellas pero ahora la traición no le gusto nada. Javier y yo hablamos mucho tiempo durante la travesía, me agradeció mil veces la oportunidad que le había dado por completar esta aventura, muchos días nos sentábamos en cubierta a la puesta de sol mientras que su único repuesto de muda, calzoncillo y calcetines blandían al viento en el cabo de escota de la mesana, todos los días se cambiaba la muda y la otra la lavaba colgándola en la escota con el riesgo de perderlas, la mayoría de las veces las prendas estaban totalmente en horizontal paralelas a la cubierta del viento que corría, no importa decía, en caso de perdida están muy amortizadas. Teníamos conversaciones de cosas del barco, me parecía que deseaba aprender, preguntaba todo, se hacia querer, pasaba muchos ratos con el, mi hermano desgraciadamente dormía en muchos de los turnos que yo estaba despierto, coincidíamos menos. 

imagen En una de las maniobras de cubierta me caigo por la borda, estoy atado a la línea de vida, entre el agua, la cubierta resbaladiza y los nervios caigo sobre la cruceta del ancla pertrechada en el candelero de proa, noto como mi costilla cede un poco en el golpe, el dolor es intenso. Franky esta a pocos metros de mi, ve la situación, no se mueve, dice que no esta atado, sigue la escora, no puedo recuperarme su hermano esta en el timón tampoco ayuda, abajo no ven lo que pasa, le pido que me ayude, que tire de mi, me responde que puede caer el por la borda, le miro no digo nada, Franky debería estar atado, es otro de mis fracasos con los hermanos no consigo resultados satisfactorios, hago un esfuerzo por levantarme, es imposible me vuelvo a clavar el ancla en la costilla el dolor crece, por fin Franky se decida a darme la mano, tan solo tiro de mi un poco, suficiente para que yo llegara a la línea de vida y me recuperara, le doy las gracias y le recuerdo que por cubierta no puede andar sin arnés, no valió de nada volvió a sentarse en la cabina y a pasar de todo. Después en Azores los otros patrones me achacaron falta de disciplina abordo, es curioso siempre he estado en contra de ese patrón que grita con mala leche para que la gente se mueva, incluso da hasta miedo, quizás el mar te hace rudo pero creo que nunca te debe hacer insensible, el griterío es falta de confianza o miedo. Este rumor de falta de disciplina lo promulgaron los hermanos, se referían a la permisión por mi parte de algunos detalles violentas que protagonizaba mi hermano Jorge pero yo no puedo estar poniendo orden por cada cosa que pasa en el día a día, uno de los hechos mas curiosos es que llegaron a las manos por perder al parchis, mi hermano juega muy bien de tal manera que montaron una liguilla entre la tripulación, Javier dice que no sabe jugar le enseñaron, jugaban los cuatro, me relajo mucho pensar que habían encontrado un punto de coincidencia en la convivencia pero no fue así, mi hermano ganaba el 90% de las veces eso contribuyo para tener mas broncas, en una ocasión Franky hizo perder a su hermano mayor Rafael a cambio de que ganara Jorge, se llego a ver una navaja hermano contra hermano, tuve que ponerme en medio y grotescamente amenazar a Rafael para que guardara el arma, se acabo para siempre el parchis, el pobre Javier perdía siempre pero era feliz, es la muestra de una personalidad elegante, yo creo que sabia jugar pero se hacia el tonto desde luego era mas divertido, se reía siempre, nada que ver con la tensión de los otros que querían ganar como fuera.

Nos encontramos a cinco días de nuestro destino, faltan unas 400 millas por cubrir, resumen de la navegación contamos con unos 350 litros de gasoil con los 200 litros que nuestro benefactor nos ha pasado, dicen que a caballo regalado no hay que mirarle el diente en este caso no es regalado ya que lógicamente le dije si quería el importe en metálico al precio que me dijera me contesto que ya haríamos cuentas en tierra, revisando los bidones entiendo que tenemos que meter el nuevo gasoil con filtro tiene una telilla en la superficie de haber estado mucho tiempo en reposo, el mar no esta para atinar a meterlo de inmediato así que apilamos los bidones en popa y esperamos mejoría en la mar con este gasoil tenemos para unas 78 horas lo que quiere decir que aun con esto no llegamos. Estado del barco: el timón sigue dándonos problemas cada cierto tiempo tenemos que apretar los prensores para poder seguir tripulando, la mesana esta muy trabajada pero nos guarda el rumbo y evita escora, la trinquete no queda mas remedio que llevarla desplegada para que equilibre barco y ganemos destino, recibimos el viento de aleta de babor un NW así que con algunos trapos sobrantes de los jirones de la génova atados a los obenques vamos empujando algo, pretendemos apagar intermitentemente el motor aunque perdamos velocidad pero sabemos nuestra limitación en horas. La mayor la tendríamos que rizar para equilibrar velamen quitaría viento a la trinqueta y forzaríamos timón, guardo la mayor para en caso necesario utilizarla con un apaño como génova, el timón es muy sensible no aguanta presión de agua aun estamos en olas de tres metros si meto mas vela hay que corregir y no tenemos capacidad de forzar rumbo. Vamos a 4 nudos en un viento de 15 nudos, tenemos frentes de agua que vienen a por nosotros. Comienza la lluvia nuestro ahorro de gasoil al traste nos quedamos sin viento cambio mayor por mesana para equilibrar escora y meto motor.

El mal rollo de la tribulación era casi constante, por ejemplo el tema de fregar: en los turnos esta claro quien es el responsable cada día de las tareas, Franky gasta en una fregada casi 80 litros, friega a grifo abierto, le puse a fregar con el tapón en el seno del fregadero, los platos quedaron llenos de grasa, cuando se lo recriminaron, sobre todo mi hermano Jorge y su hermano Rafael dijo que no fregaba mas, Rafael respondió que el tampoco fregaría en el turno de Franky, lo hare yo, prefiero trabajar mas ha que siga el mal talante. Javier cubre las tareas de todos no solo las suyas sino las de los demás y alguna de las mías, mi hermano también curra lo que puede pero selecciona las áreas, todo aquello que tiene que ver con los hermanos y sus zonas de uso común no lo toca, no piensa que el barco es nuestro, la travesía es una convivencia y la limpieza una necesidad. Javier hace de todo, es un elemento con corazón y talante tiene su frase “todo según plan” añade que hacer estas tareas son como ir al gimnasio pero además es gratis, todos sonreímos con esta frase, la diferencia es que unos se ríen pero no hacen y otros no hacen tanto porque estan encabronados. Yo tengo mucho ya con mantener la navegación lo mas segura posible así que procuro que haya paz y si me toca hacer cosas las hago como si estuviera en el gimnasio con Javier.

Uno de los enigmas de limpieza era el olor constante a mierda que tenia el cuarto de baño, donde tambien nos duchamos, lo achaque al movimiento del mar y el mal uso que posiblemente se le daba a la taza. Este velero es de origen Americano, tiene dos cuartos de baño eléctricos, uno va a un tanque azul 200 litros de liquido que se mueve incontroladamente, esta clausurado, el cuarto se usa como almacén. El otro baño tiene el desagüe con un filtro que impide que salga cualquier cosa que no sea líquidos. Tiene un buen motor lo que proporciona una buena renovación de fluidos entrando agua de mar y saliendo todo hasta quedar completamente limpio, además después de cada uso hay una botella de desinfectante que es obligatorio utilizar. ¿Como se hacen las aguas mayores?, después de leer a varios Gurus solitarios que recorren los océanos, varios coincidían en el siguiente sistema: Se pone una bolsa de plástico que forrara el vater por dentro, se hacen las necesidades en ella con el papel incluido, terminada la maniobra se cierra la bolsa y voila. Además este método proporciona una limpieza añadida, ninguna de las bacterias de la taza estaría en contacto con nuestras partes ya que la taza en su totalidad se forra con la bolsa, conclusión para mi esta razon de higiene es definitiva. Ahora centrémonos en las utilidades, para uno de los Gurus una utilidad añadida era dejar que la mierda cogiera mejor color y desde la cubierta por la popa con un subfúsil se sentaba, abría la bolsa y sembraba el mar, bien las gaviotas, bien algún pescado se afanaban por comer el excremento, el cazaba o pescaba de un tiro con el subfusil, finalmente contaba con un suculento pollo o un buen pescado para la cena, en fin hay que valer pero sin duda es una formula. Antes refería que el vater tenia un olor constante pues bien todo tiene su explicación, al llegar a Azores hubo que revisar el vater no tragaba bien, últimamente no había manera de usarlo, hay que tener en cuenta que el cuarto de baño con la taza es a su vez la ducha esto quiere decir que cuando te duchas todos los líquidos que rondan la zona mejor o peor llegan a tus pies. Fue obvio el cambio que Franky tuvo con el vater, a partir de un buen día no paso mas por allí, ni orinar ni ducharse, ni lavarse las manos, nada. Su hermano Rafael orinaba en una vasija de plástico y lo tiraba por la borda cuando se acordaba, mientras residía el recipiente debajo del fregadero o debajo de su cama, era muy cómodo salir a orinar. En Azores descubrimos que los 2 metros que casi median cada uno de los hermanos con 140 y 130 kilos respectivamente no les daba para sentarse en una taza pequeña, en fin que Franky en una de las ocasiones se le escapo todo por la parte de atrás de la taza y en vez de limpiarlo y desinfectarlo, considero que el no utilizaba sus manos para esta tarea así que días mas tarde advirtió a su hermano y los dos hicieron una campaña común de utilizarlo lo imprescindible. Tuvimos que cambiar cañerías, la base del vater, el suelo del baño y yo tenia la sensación de que seguía oliendo. Cuando llegaron con el gasoil desembarcaron todo lo que el patrón del Shaiana les había dado en la recogida de los bidones paso desapercibido una bolsa que les dio a parte, en la noche mi hermano recordó que esa bolsa no la había vuelto a ver y efectivamente la dio por perdida, se podía haber caído al agua, con esa carga de culpa guardo silencio, de todas formas no sabia que había dentro. Al día siguiente a Javier le dieron un par de galletas como colega, Javier nunca piensa mal así que este detalle lo paso por alto simplemente pensó que ellos habían escondido galletas de las 50 cajas de 5 kilos que compre y que para no formar mas lio del que ya hay, es mejor callar. Mi hermano en una de las ocasiones que limpiaba las zonas comunes vio la bolsa semi escondida debajo de la cama en proa, estaba vacía, bueno no del todo, algunas migas de galletas y pan tostado, creo que sufrio un ataque de ira llego con la bolsa a la cabina la tiro al suelo y pidió explicaciones a los hermanos, guardaban silencio de nuevo tuve que intervenir Franky reconoció que había galletas y pan tostado pero que Javier también lo sabia, ese fue su error Javier salto y dijo que no, que el comió sin saber el origen de las galletas, lógicamente se cabreo con los hermanos que le querían inculpar. A mi hermano se le salían los ojos de la cara, con voz pausada pregunte de donde salieron las galletas, Franky señalo a su hermano como autor de la petición por radio al Shaiana, rogándole al patrón que no diera explicaciones, motivo por el que la discusión entre los hermanos subió de tono, corte el rollo y solte tranquilamente el discurso de malos compañeros, perores amigos, vagos, todo lo acumulado salio, les rogué que se bajaran al salón y no volvieran a salir hasta no llegar a Azores donde abandonarían definitivamente el barco. No abandonaron el comedor, su equipaje les acompañaba donde se movieran. Javier no mantuvo mas conversaciónes con los hermanos, hasta entonces se encontraba en medio de las disputas ajeno a ellas pero ahora la traición no le gusto nada. Javier y yo hablamos mucho tiempo durante la travesía, me agradecio mil veces la oportunidad que le habia dado por pertenecer a la tripulación, es un hombre que olvida rapidamente los malos momentos. Muchos dias nos sentabamos en popa a la puesta de sol, mientras que su unica muda de repuesto, calzoncillo y calcetines, blandian al viento en el cabo de escota de la mesana, todos los dias se cambiaba la muda y la otra la lavaba colgandola en la escota con el riesgo de perderlas, la mayoria de las veces las prendas estaban totalmente en horizontal paralelas a la cubierta del viento que corria, no importa ENCASO de perdida decia, estaban muy amotizadas. Teniamos conversaciones de cosas del barco me perecia que deseaba aprender, preguntaba todo y se hacia querer asi que pasaba muchos ratos con el, mi hermano desgraciadamente dormía en muchos de los turnos que yo estaba despierto, coincidiamos menos.   

Los días siguen unos mejores que otros, el ánimo de ver tierra comienza a florecer tres días antes de llegar, la gente escudriña el horizonte como si adivinaran ver algo. A tres días de tierra es un limite de seguridad es decir, Altino dejo muy claro que cualquier acción por parte del ejercito Portugués en misión de rescate tiene como limite las aguas que suponen tres días de navegación, es la frontera jurídica y en el caso del helicóptero la capacidad del deposito de gasolina así que estamos en zona de rescate. Se nota la experiencia después de tantos abetares la tripulación ya no se levanta con al animo de perder la vida, recuerdo aquellos días que nadie dormía, todos vestidos, con la garrafa de agua a los pies, preparados para saltar al bote salvavidas, ahora saben que siempre hay un día mas, solo es cuestión de paciencia. También recuerdo al Mefisto, están en Mallorca lo oímos por la radio, pararon para repostar en Bermudas dar un abrazo a Altino y salieron zumbando, que iluso yo quería ir en navegación en sándwich con el Mefisto, creo que calcule mal, su palo tenia 30 metros, yo tengo dos palos pero la suma no llega a 30 metros. Nada ha cambiado en la navegación seguimos con lo mismos ajustes de las mordazas, navegando a ciegas en el cuarto de popa, las noches son horribles con el calculo de ola.

imagen La nueva amenaza es el gasoil, estamos bajo mínimos, espero no tener que entrar en el puerto a vela, ya seria demasiado. No sabemos nada de Shaiana, Altino tampoco, no quiero insistir seria bueno recuperar la pieza soldada para maniobrar en la dársena pero eso supone pedir mas cosas al patrón del Shaiana y no parece dispuesto a concederlo. Por seguridad vamos a vela el motor lo dejamos para el ultimo momento.

Avistamos un barco pesquero, todos gritan que podemos pedirles que nos remolquen a puerto si hay que pagar todos están dispuestos, Javier y yo nos miramos yo estoy interesado en que nos pasen gasoil pero ¿remolcar?, llamo por radio nadie a la escucha, comienzo a tirar bengalas no sirven de nada, el pesquero seguro que las ve pero pasa del tema, no se cuantas tire no valen de nada se alejan, en mi caso eludi al velero a tres días de Florida y en este caso no quieren marrones, es lógico, no saben que es lo que hay a bordo.

Quedan dos días las cartas indican que la isla pico se ve a unas 12 horas de costa hacen guardia para ver el horizonte. Las cosas están algo mas calmadas aunque no hay conversación entre mi hermano Jorge y los hermanos tampoco tengo yo mucha con Rafael algo mas con Franky el hace lo imposible por hablarme. Se repite el ritual de la comida ahora con lentejas, algo de arroz. Un día insiste Javier que quiere cocinar, parece fácil meter los ingredientes en la olla y cerrar, solo hay que calcular bien los vasos de agua pues algo paso no sabemos que pero se quemaron las lentejas, fue una frustración del grumete, todos hacíamos que las comíamos finalmente fue Javier que recogió los platos y tiro la masa quemada por la borda.

El tiempo esta semi soleado, atrás quedaron los nubarrones, el parte metereologico es bueno, poco viento vamos con paciencia eso si hasta el ultimo momento navegamos con olas de 1 a 2 metros , ya mas suaves. La radio una vez mas y por sorpresa nos chafa el animo, Altino cede el micro a mi hermana Lourdes, sabiendo que nos queda poco nos cuenta que mi padre ha sufrido un infarto aunque ahora se encuentra bien, mi cuñada insiste en su posible perdida de la criatura por los nervios, es otra estrategia para intentar que terminemos la travesía en Azores, quieren que abandonemos o vendamos el barco en las islas y volvamos en avión, quieren que terminemos la aventura, es desesperante que una vez mas nos aplasten la moral, es lo único que nos queda. Esa noche no pegue ojo, las dos horas de mi descanso servían para que mi cabeza martilleara constantemente un sentido de culpabilidad ¿he arrastrado a mi hermano hasta aquí?, si todo sale bien todos seremos unos héroes, si algo pasa, toda la responsabilidad será mía, la frase “te lo dije” estará en primera plana, mi hermana dice que mi Padre sufrió un infarto ¿es por el viaje?, no puedo cerrar los ojos, me duele el pensamiento repitiendo las palabras de la familia, nunca me apoyaron, mi hermano esta aquí, es el único que intenta ver el sentido que tienen las cosas para mi pero noto que esto no es lo suyo, lo hace solo por mi, tengo que conformarme se que el resto de la familia me recriminan por que quieren protegerme pero utilizan armas destructivas para esa defensión, me hacen dudar, estamos en un sitio que la duda trae malas consecuencias.

Medio día del día 21 de travesía veo el volcán Pico, hay que interpretar la figura esta muy difuminada pero esta ahí, la alegría es general parece que podríamos abrazarnos pero no hay mucho en medio que lo impide solo Javier Jorge y yo los hermanos quedaron a parte, como capitán choque la mano de los hermanos pero mas por educación que por ganas. Las bromas empezaron al grumete Javier le ascenderíamos a Oficial y caballero como salio eso de que a los hermanos los tirariamos por la borda con todas sus cosas, Jorge lo dice sonriendo, Javier ríe la gracia, yo hago que no lo oigo el problema es que es capaz.

imagenÚltima noche de la travesía Bermudas Azores llegaremos con 22 días y unas horas. En la radio de turno todos nos animan muchos de los barcos que nos siguen están a dos días aun, se nos dio bien la tranquilidad y paz del mar y avanzamos a 4 nudos. No sabemos nada de Shaiana así que no contamos con ayuda extra de todas formas ya sacamos pecho, NO queremos ayuda, llegaremos como sea. No conocemos a Altino pero el hombre se brinda a todo, esta dispuesto a salir con un barco para remolcarnos, ahí estoy torero, si hemos llegado hasta aquí, terminaremos con nuestro medios. Dice que las autoridades están avisadas por si necesitamos ayuda que la patrullera puede salir para remolcarnos, desde hace un par de días nos controlan por el radar para conocer nuestra posición, todo esto es un subidón de animo, pero no gracias, somos marinos avezados.

Casi las 10 de la mañana vemos las islas Pico y Faial nuestro destino. Voy en la cabina vigilando horizonte, vamos a vela a tres nudos, guardo el gasoil para la entrada a puerto. De repente la ventana de la cabina de babor, es decir en la que estoy apoyado se tiñe de negro, pego un salto al sofá de estribor ¿que fue eso?, miro hacia el agua y veo como una enorme cola se hunde en el agua es un cachalote, tienen a una ballena y a su cachalote alimentados en estas aguas, es una atracción mas para los turistas. Si ese bicho tropieza por accidente con el barco se termino el viaje, es lo que faltaba como colofón de la aventura. Salimos a cubierta, nuestra presencia provoco que tanto la ballena como su cría guardaran una distancia, son muy bellas y enormes, el cachalote es joven y tiene el tamaño de mi barco.

Queda poco, se hace eterno, no llegamos nunca, Altino nos habla a menudo por la VHF ya no le recibimos en la BLU estamos muy cerca. Por fin avistamos el muelle, nos parece que hay mucha gente en el espigon, nos saludan con la mano devolvemos el saludo. Caemos a babor y entramos en Horta, por fin. Oímos de fondo unas bocinas saludando, ovación en el espigón parece que somos famosos, Altino se identifica entra la gente, bueno me concentro en la maniobra de entrada tenemos que caer de nuevo a babor y con mucho cuidado acercarnos lo mas posible al muelle. Tiramos el ancla no me atrevo a entrar en el muelle de arribo, hay mucho trafico y mucho barco, tampoco se cuanto gasoil queda. Altino viene a recibirnos con un bote, los hermanos quieren bajar rápidamente con todas sus maletas, quieren huir de Jorge que sigue con la broma de tirarles el equipaje. Nos abrazamos con Altino, hacemos la foto de rigor, todos excepto los hermanos. Nos explica Altino que todo el mundo sabe de nuestra llegada, estaban atentos a la BLU a las 22 horas locales, cuando nos comunicamos, hemos sido la mejor novela del mes, me alegro pero hubiera deseado pasar desapercibido.  

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL