LA BITACORA DEL ATLANTICO___________________ VOLVER

2ª TRAVESIA TAMPA – KEY WEST PRIMEROS DESASTRES

Llevo desde primeros de marzo trabajando en el barco para acondicionarlo a una travesía atlántica. Hace una semana que llegaron a Tampa, Esther, Raúl, Roberto, Antonio y mi hermano Jorge. Los problemas de instalaciones crecen a diario, aun así zarpamos rumbo a Miami, estudiamos la carta y vemos que mediante el cruce por los canales interiores acortamos tiempo de navegación. Despues de pedir consejo en la marina nos indican que hay mucha gente que lo hace. Despues del fiasco de la ruta que no es posible mas que con embarcaciones ligeras volvemos con el puño de pena de la genova roto. Es 1 de abril tenemos que seguir en Tampa con idea de resolver los últimos fallos. Mis amigos no tiene mas tiempo regresan a casa desde Tampa. Quedamos tres para continuar hasta Miami. Una de las instalaciones principales que falta es una estación de radio BLU, no podemos zarpar de EEUU sin este sistema de comunicación, es fundamental estar en contacto con la gente de Rueda de los Navegantes y conocer el parte meteorológico cada día, instalaremos en Miami esperando encontarar gente mas preparada. Tenemos una cita con el resto de la tripulación que acompañaran en la travesía Atlántica, llegan a Miami en unos días. Es difícil disponer de personal que puede dejarlo todo y venir a un viaje como este. Cuento con mi hermano Jorge el apoyo mas directo, Javier un hombre curioso de Valladolid y dos hermanos Francisco y Rafael, estos últimos de origen Argentino. La tripulación que me acompaña en la aventura desgraciadamente no tiene mucha experiencia en el mar, eso me forzara a controlar mas las cosas. Después de leer mucho sobre los comentarios de gente experimentada que cruzo el atlántico, analizo las recomendaciones que porponen:

1ª Que la tripulación sea de un solo sexo, todos hombres o todas mujeres.

2ª Mejor que no se conozcan entre ellos de nada.

3ª Dos equipos uno de guardia/trabajo, otro descansa.  

Me parece justificados los dos consejos. Respecto al 1ª dicen que la convivencia es mala en términos generales pero en un sitio reducido parece que la galantería de ofrecer a las mujeres mejores sitios para dormir, servirlas primero, brindarlas el mejor asiento, etc., termina por crear malos rollos y respecto al 2ª punto es cierto que la educación se va perdiendo con el paso de los días así que en ese intervalo da tiempo a llegar a destino. La norma que no llego a cumplir es la de organizar dos equipos con sendos oficiales de navegación, no cuento a bordo con alguien que me sustituya al timón en momentos duros o para hacer cálculos de nuevas rutas, ningún tripulante en el equipo sabe como manejar una carta, me tengo que conformar con que aprendan el manejo de la radio por si me pasa algo para poder pedir ayuda estrena. Todo esto suena como muy dramático en realidad no lo es tanto pero si que supone una mayor atención por mi parte a todo.

Llega el día que por fin tenemos todo impecable aunque no me voy muy conforme con el ajuste de la pieza del enrollador me parece un ajuste muy leve de todas formas tenemos tiempo de probarlo en las travesías intermedias entre Tampa a Miami. Volvemos a despedirnos de los marineros, las ultimas estancias no nos las cobraron. Solo deseo que sea la ultima vez que regreso por avería. El día es caluroso y despejado, el pronostico es tormentas en la tarde pero nada muy fuerte. Vemos como nos alejamos de costa, hoy navegamos fuera de los canales, mar abierto, con una experiencia dramática basta. Dejamos atrás Tampa y su fluido trafico de cargueros, el mar esta muy tranquilo, una ligera brisa de 10 nudos nos lleva a 4 nudos sobre nuestro rumbo, las aguas mas profundas 9 metros en el caso mas generoso la media de profundidad de 6, podríamos si naufragamos salir casi caminando. Todo discurre con normalidad, al timón va mi hermano Jorge, Esther toma el sol en cubierta, tiene que volver a New York morenita para contar con más gracia su estancia en aguas casi tropicales de Key West. La tarde va llegando, unas nubes amenazadoras están cubriendo el horizonte no son grandes pero si se forman muy rápidamente y eso no es bueno. Como anticipo de lo que viene llegan dos polizones, un par de gorriones entran en la cabina uno muy vergonzoso se queda a resguardo de uno de las cornisas de la cabina, el otro mas atrevido se instala en el interior de la cabina entre los utensilios que tenemos en una bandeja sobre una plataforma a estribor detrás del winche de la mayor. A los pocos minutos sentimos como el aire se electriza tenemos las nubes encima y avanzan rápidamente, un relámpago y un trueno enorme, el susto es descomunal, el sonido estereofónico y encima de nuestras cabezas, no hay agua este tipo de tormenta es seca, es peligrosa, los rayos son frecuentes y de gran intensidad. No muy lejos de nuestra borda de estribor es decir mirando al Golfo de Méjico sentimos y digo sentimos un latigazo contra el agua, un rayo cae y sacude el agua, la distancia respecto a nosotros no seria mas de 300 metros. Navegamos en paralelo a la zona pantanosa de los cayos de Florida no hay refugio posible hasta Key West apagamos todo lo que tiene que ver con electrónica, y electricidad, navegamos a vela suavemente. La travesía es deliciosa si no fuera por la amenaza sonora, gamas oí algo tan intenso y largo, quizás porque se acopla el trueno a su propio eco pero nos parece un sonido largísimo y lo peor, el relámpago es como una lotería donde llevamos un numero y puede salir si una de estas líneas caen a 10 metros de nosotros nos harán mucho daño. Estamos en la cabina los tres tenemos náuticos de goma y esta prohibido tocar nada de metal la sensación es de inseguridad, la verdad no es un buen comienzo. La tarde deja paso a la noche el parte decía que quizás tormentas pero cortas llevamos 3 horas, ahora llueve, entre las gotas de agua vemos caer relámpagos al mar nadie quiere irse a dormir, Esther cae la primera rendida, mi hermano y yo vamos haciendo relevos de dos horas. Mi excitación no me deja dormir, veo barcos pescando con frecuencia se mueven muy rápidos y no tenemos mas que unas luces de identificación para evitar hacer de pararrayos, no tenemos encendido el radar por lo que vamos a ciegas respecto a lo que tenemos por delante y eso sumado a los bajos fondos y que el Gps va sin luz para ir lo menos llamativo posible pues no me deja conciliar el sueño con tranquilidad.

Amanece, el sol despierta también a los gorriones, el mas atrevido se dejo acariciar con tal que le dejáramos seguir a bordo, con uno de los rayos salió volando hacia costa, el peligro había pasado. Siempre tenemos una línea oscura por babor que nos indica que tenemos tierra a unas 9 millas o algo más. Durante la noche pocas luces, esta zona esta despoblada. Una de las cosas que sorprende en un país tan organizado para todo es su sistema de luces de demarcación en puertos y canales no tienen códigos y casi al 50% son o todas verdes o todas rojas no tienen ese orden de establecer el sentido de un canal o aguas seguras, siempre tienes que saber donde estas y que estas viendo, las luces son solo indicativas de destino pero no de orientación, es lógico que nuestra primera encallada tuviera que ver con este desbarajuste de luces, fuimos rectos a una luz verde. Con la mirada al frente el paisaje lo tapa la flota pesquera, es muy abundante, los aparejos que utilizan es para peces grandes atunes, pez espada. Hay mucho delfín jugando con nosotros, muchos caerán en las trampas de los pesqueros. Reviso como va el motor, desde los primeros rayos del sol no tenemos nada de aire tenemos una calma chicha, avanzamos rápidos vamos a 6 nudos el mar esta en calma, la tormenta de anoche paro a las 4 a.m todo un susto. He dormido pocas horas pero me gusta ver lo que ofrece la zona, todo es nuevo. Sabemos que en la costa esta la Marco island, hay aproximadamente unas 15.000 embarcaciones con uno de las instalaciones mas importantes del país, es una de las marinas mas grandes del mundo, lógicamente privada y tomada en muchos casos del mar. Se aprovechan los islotes que aquí son tan numerosos para construir sólidamente, en muchos casas los pilares robustos están enterrados en agua salada. No vemos mucho movimiento de barcos, quizás los días de diario como este jueves no es la actividad mas popular, solo hay pesqueros y en un buen número. El fondo es claro y cercano 7 metros, no veo vida, me imagino que buscan marisco rastreando pero en la sonda el suelo esta muerto no hay vida, no hay plantas es liso, vació. Tengo la ruta en el gps y entramos en la zona de mayor numero de bajos fondos, solo tenemos un canal de seguridad de unas 10 millas hasta llegar a Key West, no podemos perder el centro del canal contamos con unos 10 metros de ancho. El canal parece una senda escavada mecánicamente, luego pudimos comprobar que es así, máquinas de emergencia están preparadas para salir a liberar en único canal de entrada desde el golfo de Méjico, todo el canal esta balizado pero increíblemente mal las demarcaciones están clavadas en tierra casi  a ras de agua es decir si nos aproximáramos a la orilla embarrancaríamos. Mi velero cala 1,20 limite, tengo quilla corrida, la sonda la tenemos en 2 metros y suena constantemente, no puedo pensar como puede entra un carguero o un velero de orza  fija. Todo es emocionante incluso el sonido de la sonda excita, estamos preparados para ver las maravillas que hemos leído de este archipiélago, su comunidad de hippies, su encanto de ciudad flotante como Venecia, su aire con casas de madera de aspecto colonial, sus viviendas con el amarre a la puerta, el bote con motor fueraborda es el mejor transporte en la zona. Hay una ligera corriente que nos empuja de lado hacia babor, hacia tierra, es incomodo mantener el rumbo y no estamos en un lugar donde me puede despistar, la sonda sigue sonando intermitentemente y de vez en cuando marca solo 1,4 es decir podemos embarrancar en cualquier momento, segunda ocasión si ocurre. Entramos en un ensanche del propio canal, en medio se ve como florece una pequeña base donde debía de haber algún cartel con un aviso, bueno, si no esta el aviso no seria importante. La sonda marca 1,5 constante creo que es el momento de comunicar con alguien que nos pueda informar de un mejor camino, Esther trata de contactar con el cost guard de la zona mediante la radio VHF, nadie contesta insiste, seguimos avanzando, en ocasiones siento que el casco roza con algo no se si es el fondo, no lo creo, puede que sea algún residuo o matojos de algas desde luego tengo una sensación extraña si embarrancamos no corremos peligro pero ya vemos las casas de madera al final de este nuevo canal parece que desemboca en una canal principal, nos separa algo menos de 200 metros pero son muy largos Esther se cabrea y suelta un insulto no se si con el canal abierto pero es una desesperación nadie contesta intento contactar con el Cost guard, la policía estatal, la marina, el puerto de descarga, todos, nadie contesta. Sigo mi rumbo como puedo, sigo con la alarma de la sonda, sigo notando el roce en el casco, sigo mirando lo poco que queda para llegar al canal principal. De repente, como si hubiéramos abierto una puerta y pasado a otra habitación la sonda marca 7 metros, estamos a escasos metros del cruce con el canal, desde donde nos encontramos entre una casas derruidas vemos hacia babor una marina con veleros, de frente tenemos un gran silo con hueco para barcos de carga. Me fijo en el agua del canal tiene una fuerte corriente y justo en contra del sentido que debemos tomar, meto mas motor comienzo el viraje y parece que el barco responde ahora solo queda encontrar un amarre. Una voz por la radio se identifica como Bight marina, tiene sorna si lo traducimos seria “marina hueco” no es muy buen presagio, nos indican que subamos por el canal llegaremos al puerto, nos ofrecen su hospitalidad que antes era silencio, estamos en el país de las leyes y denuncias si nos indican cualquier ruta alternativa en los canales y embarrancamos podríamos denunciarles así que no responden, increíble pero cierto. Indicamos por la radio que necesitamos un amarre con facilidad de maniobra, el hombre que tiene el walkman no es muy rápido me encuentro en la bocana y titubea, no contesta esta valorando el tamaño de nuestro barco, veo un hueco protegido y de buen tamaño, corrijo rumbo y amarro, el hombre llega a nuestro lado y sin mucho entusiasmo con desdén nos dice que aquí no, este es un muelle de carga, añade que nuestro barco es muy grande para meterlo al interior por lo que tendría que hablar con el comodoro para ver si nos da permiso de permanencia, bueno es el momento de ser rápido en contestar con voz preocupada le señalo el motor, no podemos arrancar de nuevo hasta no hacer limpieza de inyectores, le veo como cambia la cara, estamos en el muelle de carga y eso le debe de comprometer, no dice nada, se va ligerito, le vemos hablar con mucha gente a los diez minutos vemos que viene con tres hombres en una pantachana de carga, me fijo en la zona de amarres y han quitado tres barcos para hacer hueco esta claro que tengo que ponerme allí, de buenas maneras le digo que si puede remolcarnos y parece que esa era la intención prefiero seguir con la mentira de los inyectores sucios eso nos permitirá quedarnos hasta que estemos preparados. Lanzan varios cabos amarramos en las gateras me saca poco a poco, la tripulación del Emma-K esta para empujar y evitar rozones al casco, llegamos al nuevo amarre suavemente nos dejan apoyados a la madera del pantalón, es de esa típica madera de estas latitudes, vieja, muy abierta por los cambios de temperatura y preciosa, enseguida nos a barloan un par de barcos por fuera, vale es lógico. Estamos deseando recorrer la ciudad, ver sus rincones, descubrir las maravillas, este es uno de los lugares que seguro recordaremos durante tiempo. El marinero nos señala la oficina tenemos que registrarnos, se ofrece como guía para todo tipo de servicios, conseguir taxi, piezas de repuesto y lo que necesitáramos eso lo hizo guiñando el ojo es decir lo que necesitáramos, mis compañeros estan pensando en algo de hierba de buena calidad para amenizar la noche.

Salida nocturna de cervezas, la ciudad no te deja impasible hay mucho que curiosear, zonas de lujo y zona hippie, se mezclan con mucha gracia elegimos al azar un par de sitios para las primeras cervezas, la gente es amable, anduvimos como cuatro horas, comimos en una taberna tipo wester las camareras van vestidas de pistolero, unas buenas hamburguesas con todo lo disponible el plato levanta una cuarta culminada por una pieza de pan donde esta clavado un palillo con la bandera de Key Wesy para sujetar la pieza entera. Después de una noche frenética con los relámpagos sabe a gloria la cerveza y la hamburguesa. La noche fue larga en una de las barras cerca del puerto contactamos con gente que nos invito a probar un par de porros de hierba, personalmente me sienta fatal todo tipo de humos en mi cuerpo por lo que yo sigo con mi cerveza pero desde luego el lugar, el ambiente, en nombre de la amistad, estas obligado a compartir las babas del porrete. Nos recogimos agotados y riéndonos como no puede ser de otra manera por los efectos del narcótico, quedamos con la gente para vernos otro día.

El día amanece es media mañana la noche fue larga, el cielo esta cubierto, hay calma, nada se mueve no hay viento decido subir al palo y cambiar la luz de todo horizonte parece fundida y en la navegación entre islotes es importante, si fondeamos esa luz marca nuestra posición, me gusta navegar con ella encendida es una luz que los cargueros y barcos de bordo alto ven con facilidad, podemos evitar sustos aunque el uso no sea el indicado. Me pongo arnés mi hermano me iza, en 15 minutos terminamos. Hoy caminaremos de nuevo e intentaremos llegar a la playa dicen que esta dentro de un parque natural, el jardín es impresionante contando con que no hay mucha agua dulce la traen en barcos y cargar los depósitos. La playa en si deja mucho que desear no tendrá mas de 50 metros de larga y excuso decir la cantidad de gente que esta tostándose al sol decidimos seguir nuestra ruta descubriendo mas cosas. Llegamos a un mercadillo, las baratijas están todas a un dólar puedes comprar cosas que no valen para nada solo adorno pero muy barato. Una de las cosas mas preciadas y populares son la insignia de la ciudad, tienes picnes, camisetas, polos, de todo, compramos un banderola para ponerlo en el barco, dicen que solo lo venden aquí por lo que demuestra nuestro paso por estas tierras. En la tarde nos fuimos al puerto en la parte alta hay un mirador donde la gente se reúne para ver la puesta de sol, hay viajes organizados en catamarán que salen a la bahía solo para ver el sol acostarse. En el mirador hay mucha concurrencia, el aire esta tomado por las caladas de hierba, estuvimos media hora disfrutando del espectáculo Esther es muy sentimental, señalaba que seguro que no podría volver aquí y quería percibir todo lo de su alrededor para recordarlo cuando fuera viejecita, personalmente no deja de ser una corriente puesta de sol, la gracia es el punto de localización al que nos encontramos 24º34ºN 081º48W. Mañana zarpamos viene una tormenta en un par de días y puede bloquearnos en esta posición, necesito llegar a Miami para instalar la radio y hacer ultimas compras, comprobaciones, conseguir información y posiblemente una corta visita de la familia, la procuración por el viajé es extrema no entienden la filosofía de la navegación y no están de acuerdo con esta forma de disfrutar de la vida. Los días pasan rápidos tenemos que zarpar del paraíso, nos damos otro festín en la taberna del wester con las hamburguesas, las pintas de cerveza, los aros de cebolla y Esther se siente como en casa encontró una camarera de NY, hablaron del barrio donde vivían, después las explicaciones sobre nuestra travesía de Tampa a Miami, levantaron admiración entre los que oían el relato, nos miraban con ganas de preguntar, nosotros seguíamos bebiendo cerveza para no dar mas explicaciones, cuando salimos todos nos desearon suerte en la travesía Atlántica.

El día comienza despejado algunas nubes al fondo hacia el Golfo de Méjico es de donde suelen venir las tormentas. Pagamos en el puerto por dos días 20$ se portaron bien nos dijeron que como fue por avería solo nos cobrarían un día, me hicieron sentir mal por la mentirilla pero ya esta hecho. Salimos del puerto con aguas tranquilas y sin viento aun así la maniobra no era fácil. La bocana da al canal principal de keywest, viramos al este, dirección Miami, nada que ver con el canal que viene de Tampa.

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL