LA BITACORA DEL MARE-NOSTRUM___________________ VOLVER

LA MUERTE DE MI CAMARADA "FRANCISCO JAVIER HORNO HERNANDEZ"

24 de octubre de 2004 uno de los días peores de mi vida. El día no parece distinto a otros. Brilla el sol, la temperatura es agradable. Desde por la mañana la tripulación se levanta trabajando. Queremos escapar de Monastir nos queda la revisión de motor y las ultimas limpiezas. Javier me ayuda intensamente. El plan apunta a zarpar en breve. Nuestro rumbo seria a Sidi Bou Said, el puerto mas cercano a la capital, Túnez. Luego Bizerte, Tabarca, Ibiza y Valencia. Quedan seis días de navegación en las aguas y 3 días de visitas. Once días para acabar un viaje de un año y medio. A medio día comimos un espléndido cocido Madrileño (con falta de algunos ingredientes claro). La tarde la dedicamos a la colada. Javier es siempre muy activo pero especialmente en las coladas. Le gusta lavarlo todo. Los cubre de los asientos que utilizamos ya están a primera hora lavados y secándose. La jornada fue intensa. Cualquier persona daría por concluido el esfuerzo. Javier mira el reloj y dice "buena hora para acabar". A las seis y media Javier decide como todas las tardes hacer su ruta Monastir-Soussa en bicicleta. Le comente que debía estar cansado. Dijo que esto le relajaba. Se puso su indumentaria ciclista: un mayo azul, (le gusta mas uno amarillo pero toco el azul), un culote negro, las zapatillas, sus gafas y un pañuelo en la cabeza. Su aliciente para hacer los 20 km de ida era pensar en el heladito que se tomaba al llegar a Soussa. A la vuelta pensaba en una pizza 4 estaciones en uno de los sitios mas cutres de la ciudad. Era repetitivo en estas costumbres. Decidimos cenar cada uno por nuestra cuenta. Nos veríamos en el barco por la noche. Se despidió como siempre con una sonrisa y un luego nos vemos. El resto de la tripulación decidimos dar una vuelta por Soussa para ver el ambiente nocturno. Salimos en un taxi como a las 20:00 horas. El trayecto entre ambas ciudades corre por la costa. El lateral tiene en muchos tramos un bordillo de 5 metros de césped. De camino en un tramo poco iluminado vemos un accidentado tapado en el suelo. Estaba envuelto en una sabana blanca con varios coches de Policía. Me llamo la atención que los coches de policía no tuvieran las luces de emergencia puestas. Estaban subidos en el lateral de la calle, en el césped. Considere que así no llamaban la atención a los viandantes. La poca luz en el lugar no me dejo ver mas que el cadáver envuelto. Retire la mirada nunca me gusta estas escenas.

 

La visita en Soussa fue entretenida. A la vuelta nos costo encontrar taxi. Llegamos a la marina a la 1:30. Al pasar delante de la estación de policía me llama el agente de guardia y me pregunta por Javier. ¿Donde fue en la tarde?. Le indique que a Soussa en bici. Me dice que se encuentra en el hospital con una lesión en la rodilla. Salimos disparados. Encontrar taxi a estas horas es muy difícil. En el camino encontramos muchos policías son las elecciones del país. Solicitamos a un agente que por favor nos llamara a un taxi por radio. Acepta, en unos minutos me encuentro en la recepción de urgencias preguntando por Francisco Javier Horno Hernández un español que sufrió un accidente en bicicleta. Nada aparece en el ordenador. Llama a distintos departamentos pero a estas horas nadie contesta. El joven decide que nos vayamos a pie a la entrada principal y preguntemos al reten de la policía sobre un accidentado. Recorrimos pasillos largos en uno de ellos encontramos a un agente que dice: EL UNICO ACCIDENTADO ES UN JOVEN MUERTO POR ATROPELLO. Siento pánico. Dentro de mi algo se revuelve. Recuerdo la escena en la carretera al pasar con el taxi. El agente dice que el accidentado tenia el pasaporte encima. Pronuncio mal el nombre pero dijo algo como Francisco Horno. Tengo ansia por ver el cuerpo. Quiero confirmar que no es Javier. Seguro que no es Javier. Vamos deprisa a un lugar inmundo. Abren un cofre. Veo debajo de la sabana una cabeza rapada, destapan. Todo se hundió. No voy a describir lo que vi pero tenia delante de mi a mi camarada.

Esta pagina web tiene como protagonista a un atleta que ha superado récords en distintas modalidades. Ha realizado pruebas validas para ser uno mas de los registros Guinnes. Ha sorprendido a muchos. Ha dejado pasmado al mas inexpresivo. Nunca paso desapercibido. En todos los sitios que hemos estado ha dejado huella. En algunos lugares de paso y en solo unas horas consiguió que le recuerden para toda la vida. Es en muchos sitios el comentario sorprendente de la gente que le conoció. En Libia apadrino a un niño de la zona como otros tantos que tiene de otros países. En todos los sitios ha hecho el bien. No es justo que pase esto. Arriesgo su vida en sitios muy peligrosos. Escalando, volando, nadando, en moto, en coche. Cae en un sitio sin importancia. En un lugar sin luz. Una carretera de tercera. Por un conductor que se protege detrás de la versión que no le vio porque Javier iba sin luces.

La llegada de la familia fue muy reconfortante, sus fundamentos religiosos relajan mucho. Todo se ve desde un prisma distinto. La vida tiene su comienzo y un fin. Este desenlace es circunstancial, era su momento, le tocaba.

Siento la perdida del mejor compañero posible. Nadie que yo conozca hubiera hecho su papel tan bien como el. Un cámara cincelado a fuego. Un caballero pirata. Alguien que se marea cuando el agua esta un poco subida y conmigo desde que nos conocemos ha hecho 15.000 millas en el Atlántico, Mediterráneo y mar Negro. Se tumbaba cerraba los ojos y aguantaba sin decir nada. A la mañana siguiente de una travesía dura su optimismo era sorprendente. Parecía recuperado del mundo de los perdidos. Al saltar a tierra desplegaba todas sus artes de encanto y ganas de vivir. Nadie podía pensar que unas horas antes no era capaz de decir su nombre. Un barco siempre es pequeño. El espacio se reparte en nuestro caso al 50%. Sin embargo Javier solo ocupa huecos. El resto lo utiliza para organizar mejor el material propio del viaje. Podría relatar horas de anécdotas. Algunas están reflejadas en esta web. Otras no se pueden contar en un espacio limitado. Todas están cargadas de sentimientos.

Descansa en paz Javier, Javichu, Pirata, Vaquero. No te olvidaremos.

RECORDS DEPORTIVOS Y SOCIALES CONSEGUIDOS POR JAVIER

VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR